tratamientos postparto

TRATAMIENTOS POSTPARTO

Después de dar a luz son muchas las clientas que acuden a nuestro Centro Estético a mejorar su aspecto. Disponemos de una serie de tratamientos postparto ideados para cada una de ellas. No obstante, los expertos aconsejan a la embarazada esperar ocho semanas después del parto para iniciar un tratamiento estético. Y tres meses con un alumbramiento mediante cesárea. Una vez transcurrido este período, ¡estás lista para ponerte en nuestras manos!

Tratamientos postparto para eliminar la acumulación de líquidos.

La presoterapia genera una serie de presiones en diferentes puntos mediante una especie de funda-pantalón que cubre desde el tobillo hasta el vientre. Facilita el retorno venoso y el drenaje linfático. Mejora la hinchazón de las piernas y la retención de líquidos. La estimulación del sistema linfático favorece la eliminación de la grasa licuada durante la cavitación. Solemos aplicar la electroterapia, la cavitación y la presoterapia en una sola sesión, que dura una hora y media. Se necesitarán unas diez sesiones (una a la semana).

Una vez bajado el volumen, la grasa y el músculo, continúa el tratamiento con 4 o 6 sesiones de radiofrecuencia para, sobre todo, reafirmar la piel flácida del abdomen. La máquina desprende ultrasonidos que calienta la dermis media y la dermis profunda (a una temperatura de entre 42 y 44 grados). Así se estimula la producción de colágeno y se activa la circulación de la dermis. Mejora el metabolismo de esta capa aumentando su grosor y la firmeza de la piel, al tiempo que reduce la grasa. El número de sesiones es de 4 a 6, una a la semana (de 30 minutos cada una para la zona del vientre).

La caja pélvica de la embarazada cambia su estructura ósea después del parto. Se desplaza y después regresa a su sitio, pero nunca vuelve al estado original. Afortunadamente, no sucede igual con la piel y los músculos, los cuales sí se recuperan. Aunque depende del buen tono muscular anterior de la mujer, y sobre todo, de los cuidados antes, durante y después del embarazo.

No te olvides de la cara a la hora de recuperarte del embarazo.

Lo más habitual en las mujeres embarazadas es sufrir de manchas en la cara. A esto se le denomina Melesma del Embarazo y básicamente se debe a una hiperpigmentación en el rosto. Para esto también tenemos una solución estética: el peeling químico. Es un tratamiento muy sencillo que da muy buenos resultados a quienes se han puesto en nuestras manos.

Y para el pecho, lo primero es terminar de amamantar al bebé para comenzar con los tratamientos postparto. La cirugía siempre es una opción, pero debe ser la última. Antes de ella, consulta con tu centro de estética Berta Arantave. Te aplicaremos aquellas técnicas que mejor resultado te vayan a dar.

 

 

Redes Sociales