TRATAMIENTO PARA EL ACNÉ

Tratamiento de Acné Vulgaris con Luz Pulsada Intensa.

Recientemente, se han producido nuevos desarrollos en la fototerapia antiacné, muchos de los cuales están todavía en marcha. El concepto es bastante simple. Los efectos beneficiosos de la luz se logran a través del mecanismo de acción de la TFD (terapia fotodinámica). La bacteria Propionibacterium acnes es el microorganismo más prevaleciente en la piel y en los folículos de las áreas ricas en glándulas sebáceas. La bacteria P. acnes produce porfirinas endógenas en pequeñas cantidades, cuyo componente principal es la coproporfirina III. La producción de estas porfirinas aumenta cuando se expone a las bacterias a longitudes de onda en el espectro de luz violeta/azul. La fotoactivación de las porfirinas bacterianas conduce a la formación del oxígeno singulete, que es citotóxico, lo que da como resultado una función disminuida del P. acnes, ocasionando la muerte del microorganismo.

El término acné proviene del griego akme que significa punta. Esta enfermedad de la piel está representada en su forma más frecuente, por el acné vulgar o acné polimorfo juvenil que afecta en la adolescencia. Tiene mayor incidencia en el sexo masculino que en el femenino.
El acné es un problema muy común que afecta en distintos grados a la mayor parte de la población adolescente. En el 20% de los casos, el grado de acné reviste importancia clínica. Se inicia habitualmente en la pubertad, alcanzando un pico en la incidencia y severidad entre los 17 y 20 años, resolviéndose en el 93% de los casos alrededor de los 25 años de edad. En ese 7% restante, la enfermedad se puede prolongar hasta los 45 años. El acné es una enfermedad de un apéndice de piel especializado -el folículo pilosebáceo- que está presente predominantemente en la cara, espalda y pecho.


Redes Sociales