La depilación de la zona pública, o zona "bikini" ya no es ningún tabú. Es algo que, en general, a todas las mujeres (y hombres) les interesa y sobre lo que existen multitud de opiniones. En este artículo vamos a definir qué tipos de depilación íntima existen. Y, sobre todo, qué forma debemos escoger según nuestras preferencias. En este tema, como en casi todos, existe un componente de moda o tendencias. No se depilan las zonas íntimas igual ahora que en los años 80.

Métodos para realizar la depilación íntima.

Existen varias formas de conseguir la depilación de esta zona del cuerpo. Unas resultan más apropiadas que otras dada la sensibilidad de esta parte del cuerpo. Por supuesto, todas tienen sus ventajas e inconvenientes. Todo dependerá de cuáles son tus prioridades y de la efectividad que desees.

Rasurado para la zona púbica.

El método más tradicional pero menos indicado para depilar la zona íntima. Aquí la piel es más sensible y requiere de cuidados especiales. No te recomendamos que uses cuchilla o crema depilatoria para el pubis. Es habitual la aparición de granitos o pelos enquistados (a veces con pus) que producen inflamación y enrojecimiento de la zona, picores,… la llamada foliculitis. Y para colmo, el pelo nacerá cada vez más fuerte, y sobre todo ¡muy rápido!. Entre sus ventajas podemos destacar que es un método prácticamente indoloro y que puedes hacerlo en casa.

Depilación con cera.

La depilación con cera que se utiliza es a menudo una mezcla de cera de abeja natural y aceite de resina en lugar de las ceras sintéticas más comunes utilizadas para encerar las piernas, por ejemplo. Se considera que la cera de abejas es más fuerte y más eficaz para eliminar el vello púbico, que es más grueso. Existen muchos productos disponibles para disminuir el dolor, tales como anestésicos tópicos. A veces, se puede aplicar un inhibidor para pelo, lo que retarda el crecimiento del cabello y hasta puede detener completamente el nuevo crecimiento. Los resultados pueden durar hasta dos meses.

Depilación con láser.

Es la solución definitiva y preferida en los últimos tiempos por la mayoría. Aunque hayas escuchado a algunas detractoras que opinan que el láser duele, hoy en día existen técnicas que son prácticamente indoloras. Por ejemplo, la depilación con láser de diodo ofrece muy buenos resultados y apenas notarás nada.

Para la depilación íntima resulta una opción ideal si quieres olvidarte del engorro de depilarte. Hoy en día no sólo nos depilamos en el verano. También nos gusta estar bien depiladas durante el invierno para disfrutarlo en la intimidad. En este caso, la depilación con láser resulta especialmente útil para lucir perfecta los 365 días del año.

Formas de depilación íntima según tus gustos.

Además de la técnica utilizada, también tienen múltiples formas para el aspecto final de esta zona. Para gustos más conservadores o tendencias más atrevidas, existen ciertos matices. No tienes por qué optar por un look "sin pelo" absoluto o por el estilo "matojo" de hace años. Entre estas dos tendencias existen otras opciones.

Ingles brasileñas.

Son las más demandadas ya que la ropa interior es cada vez más pequeña. Resulta ideal para el uso de tangas o bikinis muy pequeños. En general, queda una discreta línea vertical, cuyo grosor dependerá del gusto de la usuaria. Lo mejor es empezar con una no muy delgada, para ver cómo se siente una y después decidir si se quiere convertir en una escuálida I. Se han de exterminar, sobre todo para lucir un buen tanga, esos pelos que acechan por donde la espalda pierde su nombre. 

Triángulo.

El triángulo puede disminuir o aumentar en función de los gustos de cada una.  Es decir, se puede eliminar más vello de arriba y de los lados para que tenga el tamaño deseado. Este arreglo sigue la forma 'natural', pero se ve mucho más cuidado. Es perfecto para chicas que no quieran enfatizar la importancia que le dan a esa zona, pero que tampoco quieran que las pillen despeinadas. La longitud del triángulo dependerá de hacia dónde quieran decantar la balanza.

Depilación línea de bikini.

Esta es la forma más conservadora que, aunque ya esté en desuso, aún tiene sus seguidoras. De todas es la forma más sencilla. Todo el pelo del pubis que cubre el bikini se deja en su lugar. Sólo se eliminan los pelos que salen a cada lado. El pelo no se ve con un bikini alto.

Estilo Hollywood.

Sin un pelo de tonta (ni de lista). Es el método más utilizado en las actrices (sobre todo del cine porno), celebrities y famosas. Supone el no dejar ni un pelo en la zona púbica, labios ni perianal. Es decir, queda totalmente limpia. Para optar por este "look" es ideal la depilación láser dado su carácter definitivo. Si utilizas otros medios te exigirá estar muy pendiente de la depilación íntima para que no luzca poco atractivo.

El más atrevido: decoraciones y colores en tu zona púbica.

¿Quién ha dicho que no se le pueda dar color a tu zona púbica? Si estás aburrida de tener siempre el mismo color en el vello (aunque sea poco) que has dejado en tu zona bikini, opta por tintarlo. Eso si, tendrás que escoger productos específicos para la depilación íntima. 

Resulta ideal para disimular las antiestéticas canas que también aparecen en esta zona.

Otra opción para optar por darle un look atrevido es optar por formas geométricas en la zona depilada. Con el vello que dejes puedes realizar formas tales como un corazón, estrella, flecha, ... Lo que tu imaginación te permita. Incluso existen plantillas para realizar un diseño muy original en tu zona púbica.

¿Te ha gustado? ¡Cómpartelo!

Pin It

 

Redes Sociales