La retención de líquidos afecta principalmente a las mujeres en épocas relacionadas con los desajustes hormonales como la menstruación, el embarazo o la menopausia. Además, los problemas de circulación, una alimentación incorrecta o el estrés también favorecen la retención de líquidos y el consecuente aumento de peso que puede rondar los dos kilos. En nuestro nuevo post vamos a intentar explicarte por qué ocurre esto. Y, además, te daremos algunos trucos para eliminarla en la medida de lo posible.

¿Por qué se produce la retención de líquidos?

Cuando nuestro organismo detecta un nivel bajo de líquidos, bien porque no se haya ingerido suficiente o por haber abusado del sodio, éste activa un mecanismo de defensa y cierra las compuertas para retener todo el líquido que considera necesario para mantener el equilibrio. Por ejemplo, después de una cena copiosa es común levantarse con las manos, los tobillos, los labios o los párpados hinchados, estos no son ni más ni menos que síntomas habituales de que el organismo está tratando de nivelar el exceso de sodio a través de la retención.

¿Cómo podemos evitar la retención de líquidos?

Llevar una alimentación variada de productos frescos y evitar las grandes cantidades de sal, presente en alimentos como salazones, embutidos, salsas, aderezos, palomitas y algunos quesos -especialmente el roquefort-, es clave. Del mismo modo hay que evitar las comidas muy ricas en azúcares como postres, golosinas o comida rápida, entre otras, ya que la glucosa en exceso arrastra agua por ósmosis y favorecen su retención en el cuerpo.

Tratamientos para eliminar la retención de líquidos.

Al mismo tiempo que regulas tu dieta para que sea equilibrada, practicas deporte y duermes las horas que tu cuerpo necesita, puedes ponerte en manos de un experto para recibir un masaje depurativo.

El drenaje linfático manual es el masaje más efectivo para eliminar líquidos, ya que activa tu sistema linfático y limpia tu organismo.

Este tipo de técnicas tienen que ser aplicadas por masajistas con titulación específica, formadas para saber drenar correctamente a través de la presión, por lo que te recomendamos que acudas siempre a centros homologados.

En Berta Arantave, tu centro de estética en Granada, te ofrecemos tratamientos drenantes, eso si, siempre con masajistas tituladas. Desde el primer día, todas nuestras clientas terminan más ligeras y deshinchadas.

La presoterapia es uno de nuestros tratamientos estrella. Lo recomendamos para casos de retención de líquidos moderados o en severos en combinación con la opción manual. Su efecto es muy parecido al masaje linfático manual, pero realizado por máquinas especializadas.

Siempre que acudas a un centro para comenzar un tratamiento de presoterapia, revisa si los aparatos son de fabricantes de prestigio, porque de ello dependerá el éxito del tratamiento.

¿Te ha gustado? ¡Cómpartelo!

Pin It

Redes Sociales