conseguir el bronceado ideal

En verano a todos nos gusta lucir nuestra piel morena y reluciente. Pero quizás no sepamos cómo conseguir el bronceado ideal sin que nuestra piel sufra. Además, ya conocemos los peligros que entraña la exposición al sol sin ningún tipo de protección. Por eso, en este nuevo artículo, te vamos a contar como debes prepararte para que seas la envidia de tu entorno con un bronceado saludable y precioso.

Ten en cuenta nuestros consejos para conseguir el bronceado ideal.

Comenzamos nuestro artículo haciendo hincapié en la exfoliación e hidratación de la piel. Deberás tener una buena hidratación tanto externa como interna.

A fin de evitar riesgos innecesarios y que tu piel no resulte dañada, es esencial que se encuentre bien cuidada e hidratada antes de exponerla al sol.

Pero antes de hidratar tu piel, deberás realizar un buen tratamiento exfoliante de manera que tu piel quede bien limpia y libre de impurezas.

Para lograrlo, no hay nada mejor que una buena exfoliación corporal y otra facial. Así, se eliminarán todas las células muertas y estarás preparada para que tu piel luzca mucho más suave y luminosa en verano.

Te recomendamos realizar la exfoliación corporal una vez por semana o cada dos semanas y prestar especial atención a zonas como los codos, las rodillas y la espalda. En cuanto a la exfoliación del rostro, con una vez al mes es suficiente.

Una vez hayas realizado la exfoliación, tu piel estará lista para absorber todos los componentes de las cremas hidratantes. Debes elegir una loción hidratante que sea adecuada para tu tipo de piel. Elige una específica para el cuerpo y otra para el rostro. Si además quieres lucir unas piernas más bonitas o un abdomen más plano, no dudes en escoger alguna loción que sea hidratante, reafirmante o reductora a la vez. Recuerda que una piel bien hidratada podrá hacer frente a los efectos nocivos del sol y obtener un bronceado atractivo y saludable.

¿Ya estás limpia e hidratada? No te olvides de la alimentación.

Si vas a preparar la piel para tomar el sol, toma en cuenta que la alimentación juega un papel muy importante. Hay algunos alimentos que son muy ricos en caroteno. Por tanto, son excelentes aliados para broncear la piel de forma efectiva. Entre ellos destacan, las zanahorias, los vegetales de hoja de verde. También están los cítricos y otras frutas como el albaricoque, las cerezas, el melón o el melocotón.

Además, todas son frutas de temporada. Así que no tienes excusa para alimentarte de manera sana y estar preparándote para el bronceado.

Después de todos estos consejos, ¡ya estás lista para ir a la playa e coger un bonito tono de piel! Damos por hecho que el tema de la depilación lo tienes superado para conseguir el bronceado ideal. Hoy en día no hay excusa para no estar perfectamente depilada gracias a la depilación láser o cualquier otro método que utilices.

Por último, no puedes olvidarte de elegir una buena protección solar antes de exponerte al sol. Elige una protección media-alta en función de tu tipo de piel. Así, evitarás quemaduras graves y dañar la estructura de la dermis. Los bronceados extremos sólo ayudarán al envejecimiento prematuro de la piel. La aplicación del protector solar debe repetirse con frecuencia, no basta con solo una vez al día. Ten en cuenta que esta es una medida imprescindible si quieres mantener una piel sana, llena de vida y joven.

¿Te ha gustado? ¡Cómpartelo!

Pin It

 

Redes Sociales