tipos de cejas

A diario vemos diferentes tipos de cejas pero, a menudo suelen surgirnos una serie de preguntas: ¿cómo debo depilarme las cejas? Quiero que enmarquen mi mirada, pero no sé qué forma debo darles. ¿Debo dejarlas más o menos anchas? ¿Rectas o un poco elevadas? En este post vamos a hablar de los diferentes tipos de cejas que existen y cuál es el que mejor te sienta en función de la forma de tu cara.

Tipos de cejas: variedad al gusto de todos.

Las cejas son las grandes olvidadas del maquillaje. O bien porque no se tiene la maña para perfilarlas, o porque no sabemos qué tipos de cejas le convienen a nuestro rostro. Lo primero es clasificar nuestras cejas en dos grupos: gruesas y tupidas o finas y despobladas.
Si tus cejas son despobladas, deberás, antes de nada, rellenar las pequeñas calvitas entre pelos con un lapicero de cejas “un tono más claro” (de este modo no endurecerás sino que crearás una sombra relleno). Cepíllalas seguidamente para difuminar cualquier trazo. Una vez que las cejas tienen cuerpo y presencia, decidiremos la forma más adecuada.

Hoy en día existen multitud de soluciones para disfrutar un diseño de cejas realmente espectacular. También podemos optar por los maquillajes semipermanentes como el microblading o micropigmentación. Estas dos últimas técnicas son cada vez más demandadas en todos los centros estéticos ya que sus resultados son estupendos para cualquier edad.

En concreto, la técnica de microblading tiene unos resultados mucho más naturales que las demás ya que se trata de un diseño de cejas pelo a pelo. Esto aporta una apariencia perfecta y sin ningún tipo de efecto secundario. Podrás disfrutar de una mirada espectacular y lucir radiante.

Mírate al espejo y descubre qué forma tiene tu rostro:

  • Rostro redondo:

Lo ideal son unas cejas ascendentes que estilicen el óvalo facial y den más altura al rostro.

  • Rostro alargado:

Las cejas rectas y horizontales son las más idóneas ya que hacen que la cara se acorte y se vea más ovalada.

  • Rostro ovalado:

A este tipo de rostro le favorecen todos los tipos de cejas. Apuesta por un ángulo suave para sacarles el máximo partido.

  • Rostro cuadrado:

El objetivo es romper la monotonía de los rasgos, levantar la mirada y relajar las mandíbulas excesivamente marcadas. Las cejas en triángulo son perfectas.

  • Rostro corazón:

En este caso unas cejas delgadas, cortas, suavemente redondeadas y un poco depiladas hacia los extremos. Esto hará que a la vista la frente parezca más corta y la barbilla más estrecha.

 

¿Te ha gustado? ¡Cómpartelo!

Pin It

Redes Sociales