en qué consiste la micropigmentación

En este nuevo post te vamos a explicar detalladamente en qué consiste la micropigmentación. Es una de las técnicas de maquillaje de uso habitual dentro del campo de la estética. Con ella se logra disfrutar de un maquillaje semipermanente. Algo que resulta muy práctico si queremos tener un aspecto bello sin la necesidad de maquillarnos a diario.

¿En qué consiste la micropigmentación exactamente?

Se trata de la utilización de una serie de pigmentos que se implantan en la capa superficial de la piel, la epidermis. De este modo, podemos aumentar el color. E incluso, modificar la forma de algunas partes de nuestro cuerpo que queremos mejorar o corregir. Pero también podemos, simplemente, definir líneas para vernos mejor.

La micropigmentación no es sólo un método de belleza, también es una buena forma de esconder marcas ocasionadas por enfermedades, cambios de peso y otros factores que hayan podido influir en la pigmentación natural de nuestra piel o la falta de ella.

No se nota prácticamente ninguna molestia, es rápido y duradero, no necesitando retoques hasta pasados 12 o 18 meses.

¿Cuáles son las zonas del cuerpo que se suelen tratar con micropigmentación?

Son muchas las clientes que nos preguntan a menudo en qué consiste la micropigmentación. Además, no saben exactamente en qué zonas del cuerpo puede aplicarse esta técnica estética. Las más habituales son las cejas. Gracias a esta técnica se consigue poblar visualmente las cejas que escasean o que han perdido toda su expresividad. Con el diseño de cejas el rostro por completo se ve favorecido ya que da otro aspecto mucho más atractivo a la mirada, logrando de paso un efecto rejuvenecedor instantáneo.

Es una técnica ideal si deseamos un resultado natural, dejando de lado totalmente el efecto “cejas pintadas”.

Pero, a diferencia de otras técnicas de diseño de cejas como es el microblading, la micropigmentación la podemos usar en más zonas. Los labios y los ojos también son otros puntos del rostro en los que se puede utilizar la micropigmentación. De esta manera, estarás siempre perfecta y no perder tiempo ni dinero en productos cosméticos.

Además de la parte estética en sí, la micropigmentación puede solventar otras imperfecciones más relacionadas con la salud.

Nos referimos, por ejemplo, a tapar o camuflar cicatrices tras un tratamiento quirúrgico. O a devolver la forma a las areolas mamarias después de la lactancia, una mastectomía u otro motivo.

También puede ser una buena opción para problemas capilares como la caída del cabello. Especialmente en los hombres resulta útil, que desean seguir viéndose atractivos.

¿Te ha gustado? ¡Cómpartelo!

Pin It

Redes Sociales