relleno de labios

¿Quién no querría unos labios carnosos, hidratados y bien marcados? Este tipo de labios ideales son deseados por muchas, pero pocos son las afortunadas. Lo cierto es que durante muchos años se han visto verdaderas chapuzas estéticas en cuanto al relleno de labios, ¿cómo han cambiado los tratamientos actuales?

Tipos de relleno de labios: ¿cuáles son los más indicados?

Hace décadas se usaban implantes de silicona líquida, por lo que los resultados eran de naturaleza incierta e indefinida. Por suerte todo esto ha cambiado y este tipo de rellenos se han dejado de usar casi en su totalidad.

Hoy en día se dispone de un amplio abanico de rellenos faciales permanentes y temporales que permiten rejuvenecer el labio del paciente, perfilarlo, hidratarlo, darle una mayor proyección, marcar el arco de cupido, corregir asimetrías o simplemente añadir un poco más de volumen.

En nuestro centro de estética en Granada, el relleno de labios más demandado es realizado con Ácido Hialurónico.

El relleno de labios suele ser 100 % biocompatible y consigue rellenar el volumen de los labios que se ha podido perder debido al efecto del paso del tiempo o a la acción de diferentes agentes externos, como la exposición solar, además del alcohol o el tabaco, que como es ya bien sabido, son muy perjudiciales.

Gracias a la inyección de esta sustancia en los labios se puede perfilar el área con distintos fines tales como:

  • Aumentar el volumen de los labios y crear un aspecto realmente equilibrado y simétrico.
  • Reducir las arrugas que se forman en las comisuras de los labios.
  • Hidratar y perfilar los labios para que recuperen esa vitalidad que se ha ido perdiendo con la edad.
  • Redefinir el denominado arco de Cupido, para lo que tan solo se necesita redondear simétricamente el arco del labio superior.

¿Qué debemos conocer antes de realizar un aumento de labios?

Antes de realizarnos un tratamiento de este tipo, hay una serie de circunstancias que deberíamos tener cuenta a la hora de realizar un tratamiento de este tipo:

1. Sensibilidad

Si el procedimiento se lleva a cabo de forma correcta, los labios no se sentirán diferentes a unos sin rellenar. También hay que tener en cuenta que en caso de que no estemos del todo satisfechos con el proceso, es algo que se podría llegar a revertir.

2. Posibilidad de revertir el proceso

Para revertir el proceso, el profesional especializado debería inyectar una sustancia llamada hialuronidasa, que es una enzima que se encarga de eliminar el ácido hialurónico. El proceso del rellenado de ácido hialurónico de labios puede revertirse en tan solo 5 minutos simplemente disolviendo este relleno.

3. Síntomas

Cuando se inicia el procedimiento es posible llegar a sentir pinchazos leves y posteriormente algo de ardor cuando se inyecta la sustancia con la que se llevará a cabo el relleno. Posteriormente y para evitar molestias y efectos secundarios, el médico masajeará un poco la zona y le aplicará frío durante al menos 10 minutos.

4. Resultado inmediato

El resultado se puede apreciar de forma prácticamente inmediata. Los labios se hincharán un poquito al principio pero los efectos se pueden apreciar con relativa rapidez. Aproximadamente en las 24 horas posteriores a la intervención se pasará la hinchazón y podremos observar el resultado real.

5. Anestésico antes de la intervención

Es habitual que de manera previa a la intervención el médico adormezca la zona que rodea a los labios mediante la inyección de un anestésico en las encías o el uso de un anestésico tópico, de la misma forma que un dentista lo haría antes de un procedimiento dental. En cualquier caso, es habitual notar los labios entumecimos en esos momentos como consecuencia del anestésico utilizado.

6. Evitar ciertas prácticas

Tras realizarse el relleno ya hemos mencionado que se puede retomar la rutina diaria, pero es importante evitar practicar actividades que aumenten el flujo sanguíneo en el rostro. Por tanto, lo más adecuado sería no realizar ejercicio físico ese día y evitar realizar cualquier otro tratamiento facial o masaje en la zona. Al igual que evitaremos ir al gimnasio por si aparece algo de hinchazón, también sería conveniente no agendar para ese día ningún tipo de cita importante.

7. Intervención ambulatoria

Se dice que es una intervención ambulatoria porque no hay tiempo de inactividad excepto los 20 o 30 minutos que pueda durar el tratamiento. En cuanto al entumecimiento que provoca el anestésico, empezaremos a notarlo desaparecer a los 15 minutos tras la finalización de la intervención.

8. Elección del área a tratar

Otra de las cosas que debemos conocer es que podemos seleccionar el área del labio que queremos rellenar. Es posible escoger rellenar un solo labio, la mitad de uno o los dos. Todo dependerá de los rasgos faciales y, una vez más, de la opinión del profesional, ya que siempre prima no alterar la expresión facial y conseguir que el retoque sea lo más natural posible.

9. Profesional especializado

Para asegurar que el relleno es todo un éxito, es recomendable hacerlo con un profesional especializado en este tipo de procedimiento tan específicos.

10. Profilaxis adecuada ante el herpes recurrente

Si tenemos una historia clínica en la que los herpes labiales sean muy frecuentes, es imprescindible tener una profilaxis adecuada y tomar al menos un par de días antes de la intervención una medicación específica, ya que las inyecciones pueden originar un herpes labial.

11. Evitar ciertas sustancias

El profesional que realice la intervención recomendará evitar el consumo de analgésicos, vitamina E, aceite de pescado o cualquier otro tipo de sustancia que pueda estar contraindicada porque haga que la sangre sea más fluida y pueda provocar hematomas o sangrados en el área del relleno.

12. Posibiles hematomas

Existe también la posibilidad de tener leves hemorragias o hematomas, pero los moratones deberían desaparecer tras 5 o 7 días. Si fuera necesario, el profesional también podría recurrir a una técnica láser para disolver un coágulo, aunque no es algo muy habitual, sino para un caso de extrema necesidad o urgencia que solo el profesional valoraría.

13. Evitar falsas expectativas

No hay que tener falsas expectativas. No se puede pretender tener los labios de una persona concreta en el caso de que nuestra fisonomía sea totalmente opuesta a la suya. Es decir, hay que valorar adecuadamente el tamaño correcto y realizar un aumento de tamaño de forma gradual hasta obtener un resultado natural.

14. Rellenado próximo a la superficie

Si el relleno se realiza muy próximo a la superficie es normal que podamos encontrarnos con diversas protuberancias en los labios. Estéticamente no queda muy bien, pero desaparece y se puede corregir.

15. Producción natural de Ácido hialurónico en labios

En caso de tomar la decisión de dejar de inyectarnos, los labios recuperarán su estado original. Muchas personas mantienen la equivocada opinión de que si interrumpen este tipo de tratamiento sus labios se convertirán en algo así como unas bolsas de piel completamente arrugadas, pero no es cierto. Lo que sí está totalmente contrastado es que tras inyectar ácido hialurónico en los labios, se activa la producción natural de esta sustancia en la zona de la inyección y los labios mantienen un poco de volumen.

Dicho todo esto, ¿aún te quedan dudas sobre el tratamiento de relleno de labios? Estamos a tu disposición para cualquier duda que te surja.

¿Te ha gustado? ¡Cómpartelo!

Pin It

Redes Sociales