cejas perfectas

Las cejas son, junto con los ojos, la parte del rostro que más modifica la expresión facial con solo una ligera variación. A todos y todas nos gusta tener siempre unas cejas perfectas, ¿verdad? Te damos unas pautas para que lo consigas.

¿Cómo son unas cejas perfectas en 2019?

Lo que se entiende por unas cejas perfectas evoluciona junto con la moda. Así, ha habido épocas en las que las cejas ideales consistían en una hilera de pelitos, como en los años 60, y otras en que se imponen las cejas anchas y espesas (caso de la década de los 80 y de los últimos años).

El ideal de belleza para las cejas en el 2019 consiste en unas cejas tupidas, anchas pero perfectamente perfiladas, con bordes muy nítidos. También para los chicos, aunque ellos suelen tenerlo más fácil porque hasta hace poco no se depilaban más que el entrecejo, quien lo tuviera.

Soluciones a la falta de densidad capilar en las cejas.

Las modas agresivas con las cejas, la depilación excesiva, algunos medicamentos, la edad o problemas de piel pasan factura y hacen que nuestras cejas estén poco pobladas, ralas o presenten calvas. También hay personas que tienen las cejas muy finas por genética, en cuyo caso el maquillaje puede ser una ayuda insuficiente para lucir unas cejas 10.

Maquillaje para cejas.

El maquillaje para cejas ha evolucionado en los últimos años de forma pareja con la importancia que se le ha devuelto a esta parte del rostro. Como consecuencia, hay diferentes coloraciones, texturas y acabados para lucir unas impecables cejas pobladas y cuidadas o para corregir ópticamente las que presentan problemas de falta de densidad leves o localizados.

Existe maquillaje de cejas waterproof, aunque si el problema de calvas o falta de densidad no es temporal, como los debidos a un mal retoque casero o a un eccema ya curado, lo más cómodo es recurrir a la coloración semipermanente. Con ella se evita el maquillarse a diario sin necesidad de adoptar un diseño único de por vida, como sí sucede con las verdaderas cejas tatuadas.

Aunque sepamos qué estilo de ceja nos favorece más y seamos fieles a una estética determinada, el paso de la edad o cambios de peso pueden hacer que nos siente mejor una variación en ese diseño de cejas que es apuesta segura. Por ello, el tatuaje permanente de las cejas nos parece algo que debéis pensar en frío.

Sea cual sea vuestra decisión, os aconsejamos probar antes con una técnica semipermanente. Las más solicitadas son el microblading y la micropigmentación.

Microblading para un efecto más natural.

Mediante la técnica del microblading se dibujan uno a uno pelos en las cejas, utilizando una especie de bisturí. Los pigmentos empleados penetran en la epidermis, no en la dermis, por lo que su efecto es reversible.

Dependiendo de la piel, el microblading puede durar de seis meses hasta casi dos años. El resultado es natural y las molestias que puede ocasionar son similares a las de la depilación. El microblading permite también ligeras modificaciones del arco de la ceja, imperceptibles a simple vista porque los trazos parecen pelos de ceja, con efecto 3D.

Esta técnica estética también ofrece buenos resultados cuando se desea simular más densidad capilar en las cejas. En cualquier caso, el color va desapareciendo de forma gradual.

Micropigmentación de cejas para sombrear.

La micropigmentación de cejas se parece al tatuado tradicional en el sentido de que se realiza con agujas, pero se inyecta el pigmento a menor profundidad que en el caso del tatuaje, para lograr un efecto reversible.

Puede resultar un poco más molesta que el microblading y también es un poco más lenta. Su ventaja es que permite crear un efecto sombreado e insistir en zonas específicas.

Consejos para lucir unas cejas perfectas.

Una cosa es la técnica empleada para resaltar las cejas y otra su diseño. Sin un buen diseño de cejas, el resultado no será armonioso.

Los profesionales que trabajan en centros estéticos que ofrecen algún servicio de pigmentación de cejas suelen tener la formación necesaria para saber qué diseño de cejas es el más indicado para cada rostro.

No obstante, hay quien prefiere probar primero con dos o tres versiones realizadas con pinzas o hilo. Para todos los casos, tened en cuenta estos tips de belleza:

  • Las cejas no necesitan ser perfectamente simétricas porque el rostro tampoco lo es. Es mejor adaptarse a las facciones que crear un efecto extraño en busca de una simetría poco realista.
  • Cualquier diseño de cejas se ve mejor si se mantiene limpio, es decir, si se eliminan los pelos que crecen fuera de la zona deseada en cuanto comienzan a aparecer.
  • Las pinzas las carga el diablo. Se debe ir quitando pelo a pelo y comprobando el resultado con un espejo normal, no de aumento. Si nos pasamos depilando una ceja, podemos tardar meses en poder rehacer el diseño de nuevo.

 

¿Te ha gustado? ¡Cómpartelo!

Pin It

 

Redes Sociales