donde aplicar ácido hialurónico

Como ya sabrás, el ácido hialurónico forma parte de nuestro organismo, se encuentra en las capas más superficiales de la piel aportando hidratación. Pero también lo podemos encontrar en las partes más profundas de la dermis donde capta agua (de ahí que se le llame 'molécula esponja'). En este artículo vamos a ver dónde aplicar ácido hialurónico en cuanto a tratamientos de belleza se refiere.

¿Dónde aplicar ácido hialurónico?

Con el paso del tiempo, nuestras reservas de este activo disminuyen, y nuestra capacidad de crear más ácido hialurónico también se ve mermada. Pero no todo está perdido. El ácido hialurónico es la molécula antiedad más usada en medicina estética para corregir volúmenes, arrugas y líneas de expresión, falta de luminosidad, etc.

A continuación vamos a citar los principales usos del ácido hialurónico para conseguir que cada día te encuentres más a gusto con tu apariencia:

Relleno de labios con ácido hialurónico.

A diferencia de otros métodos invasivos que tienen como finalidad el aumento de los labios, la aplicación de ácido hialurónico es una estrategia que no requiere de cirugía. Por lo tanto, se trata de un procedimiento menos invasivo en comparación con los probados anteriormente en el mercado estético, lo que es un gran punto a favor del o de la paciente. Asimismo, la aplicación del ácido hialurónico es sumamente segura, pues sus efectos secundarios son casi nulos. Los especialistas que aplican esta técnica de belleza recomiendan que el aumento de labios se haga respetando su forma, pues esto ayudará a que se consiga un efecto natural y no sea tan impactante a la vista. Finalmente, este tratamiento estético no precisa de reposo médico ni algún tipo de incapacidad para el paciente. Al contrario, podrá regresar a sus actividades diarias tras salir de la sesión.

Tratamiento antiojeras: rápido, fácil y eficaz.

Este tratamiento es adecuado para cualquier tipo de ojera, siendo las más beneficiadas las que aparecen en pacientes que no presentan bolsas en las que las ojeras son debidas principalmente al hundimiento a nivel periorbitario, y a la oscuridad debido a la delgadez de la piel en dicha zona. El tratamiento consiste en aplicar en dicha zona un relleno a base de ácido hialurónico. Este permite rellenar el hundimiento que suele aparecer en la zona del contorno del ojo, así como inducir la síntesis de colágeno propio para mejorar la densidad de los tejidos. También cubre de forma más adecuada los vasos que discurren por esa zona, matizando así la oscuridad que puede aparecer en aquellas pacientes con una piel extremadamente fina.

Corrige tu nariz sin pasar por el quirófano.

La rinomodelación es un tratamiento estético que utiliza ácido hialurónico de alta densidad en puntos muy concretos en la nariz. Se puede modificar su forma y sin la necesidad de entrar en quirófano. Se realiza en pocos minutos. El resultado se ve al momento, no existe postoperatorio y el paciente puede continuar con su vida cotidiana desde el primer momento. Estas son las ventajas y diferencias principales respecto a la rinoplastia. Hay que dejar claro que la rinomodelación, no sustituye en todos los casos a la rinoplastia. Hay correcciones en la forma de la nariz que obligatoriamente pasan por quirófano. Con la rinomodelación se esculpe el dorso nasal o la punta nasal en la que con pequeños depósitos de ácido hialurónico podremos conseguir, por ejemplo, que la punta de la nariz está más elevada. O incluso, que no parezca tan gruesa y corregir también pequeños defectos en el caballete.

Sube los pómulos sin cirugía.

Cuando los pómulos pierden su tono afectan considerablemente las facciones del rostro. Se resaltan las arrugas del surco nasogeniano y se suman años a la apariencia física de la persona. Aumentar los pómulos con ácido hialurónico es una excelente alternativa de rejuvenecimiento facial. Ofrece resultados muy naturales y devuelve al rostro un aspecto sensual y atractivo. El tratamiento se realiza en una sola sesión y su efecto es temporal, por lo general dura entre 12 y 18 meses. Luego de la primera sesión, cuando la piel comienza a perder tono nuevamente, será necesario realizar retoques para recuperar el efecto deseado. El aumento de pómulos con ácido hialurónico debe ser realizado en un centro estético profesional. Una mala aplicación de esta sustancia en el rostro puede causar un resultado indeseado.

 

¿Te ha gustado? ¡Cómpartelo!

Pin It

Redes Sociales