exfoliación corporal

La exfoliación corporal se convierte en ritual imprescindible para eliminar la piel muerta y conseguir una piel suave y perfecta y no sólo en tu objetivo biquini para dejar tu piel al descubierto. Nos lo confirman varios expertos en piel quienes aseguran que los exfoliantes corporales se convierte en un ritual imprescindible para una piel impecable y sana. Sin embargo, ¿cuándo es demasiado? ¿hay que exfoliar la piel del cuerpo todos los días? En este nuevo post vamos a analizar los beneficios de exfoliar tu piel.

Tu piel se lo merece: cuídala con una buena exfoliación corporal.

Nuestra piel está renovándose constantemente. Cada 28 días, células nuevas reemplazan las muertas y lo hacen de manera natural.

Sin embargo, el cuerpo no tiene la capacidad de eliminar todas las células muertas. Además, con el tiempo, el ritmo es cada vez más lento. Como resultado, los poros se tapan, la piel no se oxigena ni absorbe los nutrientes que necesita para sentirse ni verse bien.

La exfoliación elimina ese exceso de células muertas acumuladas en la epidermis que el cuerpo es incapaz de retirar. Es un proceso que complementa este fenómeno natural y ayuda a que la piel se vea nueva, fresca y luminosa.

Una buena forma de aplicar el exfoliante corporal es en la ducha. Puedes ayudarte de tus manos o de una manopla, según los expertos en belleza. Y sobre todo, hazlo con movimientos suaves, en sentido circular, y en nalgas, vientre y caderas. En las piernas, empieza por los tobillos y luego ve ascendiendo en dirección al corazón, igual que en los brazos y hasta llegar a los hombros.

¿Cuándo acudir a un centro de estética para exfoliar tu piel a fondo?

Además de realizar una exfoliación casera semanalmente en casa, en Berta Arantave recomendamos acudir a tu centro de estética habitual para una exfoliación profunda. Esto debería de hacerse una vez al mes, sobre todo para preparar tu piel de cara al bronceado en verano. Eso sí, tampoco podemos generalizar puesto que siempre dependerá del tipo de piel.

El profesional frota una mezcla por ejemplo de sal marina, aceites aromáticos en tu piel. Esto exfolia la piel y la deja fresca y suave. Después, se hace indispensable una buena hidratación de la piel.

Los tratamientos corporales pueden ayudar a prevenir las arrugas, disminuir la celulitis y retrasar los signos físicos del envejecimiento, dejando tu piel con un aspecto más fresco y más joven. Las mascarillas de algas, sal, barro, carbón y minerales también son excelentes ingredientes para exfoliar tu piel y eliminar toxinas.

Al igual que con otros servicios de tu centro estético, los tratamientos corporales también ayudan a tu salud mental, ya que reducen el estrés, alivian los músculos cansados ​​y relajan el cuerpo y la mente.

¿Te ha gustado? ¡Cómpartelo!

Pin It