radiofrecuencia facial

La radiofrecuencia facial es uno de los tratamientos más demandadas últimamente por nuestros clientes. Es un tratamiento que solo, o combinado con otros, consigue grandes beneficios para la piel. Hidrata, da confort y atenúa de manera muy visible las arrugas. Además, no podemos olvidarnos del aspecto jugoso que tiene la piel inmediatamente después de una sesión, en su luminosidad y en la atenuación de pequeñas arrugas y líneas de expresión.

¿Cuándo pensar en una radiofrecuencia facial?

Lo mejor es comenzar con la radiofrecuencia facial cuando se empiezan a ver las primeras arrugas en el rostro, aunque prácticamente no sean visibles. Esto ocurre en torno a los 30 años en las mujeres. Por supuesto, si solamente se quiere usar este tratamiento como prevención, no será necesario hacerlo una vez al mes como cuando se quiere eliminar las arrugas, sino que será suficiente con hacerlo cada 5 ó 6 meses. De este modo la piel del rostro conservará durante más tiempo la firmeza y elasticidad de la juventud.

Las mujeres y los hombres que se apliquen la radiofrecuencia facial a partir de esta edad, verán cómo la aparición de las arrugas será mucho más lenta que en otras personas de su misma edad. Tristemente, no será suficiente para detener por completo el envejecimiento de la piel y que no aparezcan nunca, por lo que las sesiones tendrán que hacerse cada vez más frecuentes para mantener la piel lo más tersa posible. Esto no significa que sea necesario hacerse una sesión al mes durante toda la vida, puede hacerse durante 6 meses, luego descansar un tiempo, hacerlo 6 meses más, etc. Lo mejor es que cada persona encuentre el tiempo que mejores resultados tiene para él o ella.

¿De verdad es un tratamiento facial tan efectivo?

Efectivamente, en Berta Arantave te confirmamos que el secreto de la juventud eterna se encuentra bajo una máquina de radiofrecuencia facial y corporal. Nos ayuda a estimular el colágeno que existe bajo lo más profundo de nuestro rostro y alimentar el crecimiento del nuevo colágeno.

Esto es lo que deberán pensar nuestras famosas para decidirse por esta técnica revolucionaria. Y es que la lista de celebrities que se han decantado por este tratamiento cada vez es más grande: Demi Moore, Jennifer Anston, Gymneth Palthrow…son solo algunas de las famosas de Hollywood que han caído ante sus encantos.

¿Te ha gustado? ¡Cómpartelo!

Pin It