Una siempre quiere lucir hermosa y radiante, y para esto recurrimos a algunos arreglos que nos pueden ayudar a cambiar cómo nos vemos. A menos que tengas unas cejas naturales perfectas, probablemente hayas tenido que arreglártelas en algún momento de tu vida. Una visita casi mensual a tu centro estético puede significar a final de año el desembolso de una buena cantidad de dinero, sin mencionar la incomodidad y el dolor que sientes cada vez que vas. Además del tiempo que desperdicias acudiendo a retocarte las cejas. Pues bien, todo esto tiene una solución: Microblading en Granada.

¿Qué es el Microblading?

El microblading es una técnica que consiste en rellenar las cejas con tinta de tatuaje semipermanente para que se parezca al cabello que forman las cejas. Es un proceso similar a hacerse un tatuaje. Para el tratamiento se utilizan agujas diminutas que introducen el pigmento debajo de la piel.

El microblading de cejas es una forma sencilla y asequible de conseguir las cejas con estilo y personalidad que siempre has deseado. Esta técnica puede ayudarte a aumentar el volumen de unas cejas delgadas, crear cejas largas y bien formadas, o incluso lograr una forma de ceja completamente nueva.

¿En qué consiste el Microblading para cejas?

Si luego de leer la información que te dejamos sobre que es el microblading estás interesada, esto te va a encantar. El microblading comienza con una pequeña prueba en la piel para comprobar si eres alérgica al tinte. Esto es de suma importancia pues muchas veces nuestro cuerpo no recibe cuerpos externos o puede llegar a reaccionar mal, por eso es que para este tipo de procesos se debe ser bastante cuidadoso. Una vez que hayan pasado 24 horas luego de la prueba, y tu cuerpo no haya generado una reacción, se puede decir que estás lista para realizarte el microblading sin problemas.

El tratamiento persé comienza cuando se te desmaquilla por completo, se te explica cuál va a ser el proceso completo paso a paso y también se te muestran todos los materiales desechables que se van a utilizar. Posterior al desmaquillaje, nuestra especialista comienza a trazar con un lápiz la forma ideal de tus cejas, todo esto en base diversos aspectos anatómicos como por ejemplo la forma de tus facciones y la forma natural de tus cejas.

El siguiente paso es buscar tu tono ideal de cejas, tomando como base el tono natural del pelo. Recordemos que para este tipo de arreglos lo que se busca hacer es obtener un resultado lo más natural posible, no que te mires al espejo y ni tú misma te reconozcas.

Para la parte final y la más importante, se comienza con la aplicación del pigmento trazo a trazo. Todo esto se realiza con una pluma desechable, que tiene insertadas en un extremo unas agujas muy pequeñas con las que se realizan unos microcortes en la piel, agujas más pequeñas que las que se usan para micropigmentación. 

Luego se aplica el tinte, y mientras coge el tinte comienzan con la otra ceja.

¿El proceso de trazado en microblading es doloroso?

El trazo se hace de forma superficial. Como ya lo hemos comentado, estos trazos se hacen con agujas muy pequeñas, son como pinchacitos pero es totalmente soportable. Se realizan tres repasos por cada trazo para fijar el pigmento.

Ventajas de hacerse el Microblading 

Ahorra tiempo y dinero

Probablemente los dos factores más importantes en nuestra vida: el tiempo y el dinero. Gracias al microblading no tendrás que preocuparte cada mañana por la apariencia de tus cejas, por lo que  no perderás tiempo tratando de retocarlas con maquillaje. Todo esto sumado al dinero que ahorrarás al no tener que acudir al centro estético cada dos por tres.

Sin dolor

A diferencia de otros tratamientos como el tatuaje permanente o la micropegmentación, el microblading no es doloroso en absoluto, esto se debe a que previamente se adormece la zona a tratar, haciéndolo indoloro. Hablamos de una gran ventaja para las personas que más temen a los tatuajes y las agujas en general.

Sin tratamientos extras

Esta técnica goza de una gran ventaja porque no necesita tratamientos especiales después de haberse realizado. No tendrás que volver al centro de estética de manera regular, ya que el pigmento que se utiliza no se desvanece fácilmente.

 

 

Desventajas del Microblading 

Tiempo para sanar

Ya hemos comentado antes que una de las grandes ventajas del microblading es el tiempo que ganas al someterte a este tratamiento. Aunque tiene un punto negativo: el tiempo para sanar. Puede que esto no resulte un problema para ti, pero deberás tener en cuenta que el proceso para sanar la zona tratada puede extenderse hasta en 3 o 4 semanas.

Alergia

Nuestro cuerpo puede reaccionar de manera diferente a ciertas sustancias, no todo lo que el sistema corporal de alguien pueda aceptar significa que el tuyo también lo hará. Dado que el microblading se realiza con un pigmento orgánico, cabe la posibilidad de que seas alérgico a él. Para ello recomendamos que te trates en centros estéticos donde puedan asegurarte que tu cuerpo es compatible con esta sustancia.

Condiciones

Lamentablemente no todas las personas pueden someterse al tratamiento del microblading. Por ejemplo, si te encuentras en medio de un embarazo se recomienda evitar este tratamiento. Otras casos en los que ocurre lo mismo son aquellas personas que padecen diabetes, VIH, hemofilia o hepatitis, entre otras enfermedades.

Nuestra recomendación como centro de estética en granada es que consultes siempre a un profesional para que te asesore, para ello siempre podrás contar con nosotros.