Nuestras cejas nos presentan antes de hablar, por lo que es vital asegurarse de que tengan la forma perfecta. A menudo, las personas definen a los demás mirando las cejas de la otra persona, porque estas son capaces de mostrar muchos de nuestros sentimientos (si estamos felices, tristes, emocionados, asustados… ). Por eso en Berta Arantave cuidamos a fondo la estética de tus cejas.

Afortunadamente, en el mundo moderno y de las tecnologías avanzadas, los expertos en belleza crearon el Microblading, una técnica estética para aliviar la carga de muchas mujeres (y hombres) de tener que perfeccionar o maquillar las cejas cada vez que acuden a trabajar, a eventos, fiestas o realizar otras actividades.

Si esto del Microblading no te suena muy familiar tenemos un artículo hecho para ti, en el que explicamos punto por punto la técnica de Microblading en Granada.

Es importante que conozcas de qué estamos hablando para poder entender el artículo de hoy, en el que vamos a enseñarte la técnica de Microblading antes y después. Además, vamos a enseñarte los diferentes pasos por los que pasarás si te sometes a este tratamiento.

Preparación previa y Planteamiento

 

 

El procedimiento comienza con un examen de tu piel para evitar infecciones y posibles alergias. Recuerda desmaquillarte antes de ir nuestro estudio para tu comenzar el tratamiento. También recomendamos que trates de guiar al experto que te realice el Microblading para decidir cómo remodelar tus cejas.

En muchas ocasiones fotografiamos las cejas antes del tratamiento. Es la mejor manera de comprobar la diferencia entre los resultados del microblading antes y después. Además, es una forma efectiva de mostrarte a los clientes que hay cambios en las cejas después del tratamiento.

 

Diseño de cejas

 

 

El siguiente paso es diseñar tus cejas con reglas o calibradores para asegurar una posición uniforme de las nuevas cejas. Después de eso, la esteticién encargada del microblading usará un lápiz para dibujar sobre tus cejas y delimitar las zonas a tratar.

Elegiremos el color correcto según el tono de tu piel y el vello natural alrededor para evitar tener diferentes colores en tus cejas después de que se curen. Mezclar el color deseado a usar es fundamental antes de insertarlos en tu piel ya que serán las cejas que llevarás por un tiempo.

 

Manos a la obra: Microblading de cejas

Ahora que ya tenemos seleccionado el pigmento correcto para tus nuevas cejas, el siguiente paso es dibujar los trazos de cabello en las cejas. La persona encargada de tu tratamiento de microblading utilizará una pequeña herramienta que imita las cejas naturales y creará trazos similares a cabellos.

Además, se tendrá sumo cuidado al insertar el pigmento en tu piel. La profundidad requerida en la primera capa es de prácticamente 1 milímetro. Si la inserción es más profunda que la medida necesaria, te hará daño, y si la profundidad es poco profunda, el pigmento no permanecerá mucho tiempo en tu piel.

 

 

Una vez acabado todo el tratamiento, tus cejas recién “tatuadas” permanecerán rojas durante un par de horas (dependiendo de cómo se recupere tu piel). Notarás que tus cejas son más oscuras después de la inserción del pigmento, pero el color será más claro una vez que estén curadas.

Ahora que ya conoces un poco más sobre esta técnica y visto los resultados del Microblading antes y después, es posible que lo veas cada vez más una opción real para ti. Si estás en ese punto, te recomendamos que contactes con nosotros sin ningún compromiso para invitarte a nuestro centro de estética en Granada.