Eliminar el vello de manera definitiva es algo que a todos nos gustaría. Existen multitud de métodos de depilación en el mercado. Unos ofrecen unos resultados más duraderos que otros en función de la técnica que utilicen. Pero, si buscas un método realmente eficaz, la depilación eléctrica es la solución. Realmente, este tipo de depilación resulta muy útil especialmente para algunas zonas del cuerpo. Te explicamos las ventajas (e inconvenientes) de la depilación eléctrica definitiva.

¿En qué zonas del cuerpo es recomendable utilizar depilación eléctrica?

Para poder responder adecuadamente a esta pregunta, hay que tener en cuenta el método utilizado por la depilación eléctrica. La depilación con electrólisis consiste en insertar una aguja fina en el folí­culo piloso. A través de ésta, se aplica una corriente eléctrica a la raí­z del folí­culo. En este procedimiento se quema realmente la raí­z del pelo y se impide producir más vello. Cada folí­culo piloso debe ser tratado individualmente. Es por este motivo por lo que puede ser un procedimiento bastante lento.

Por tanto, la depilación eléctrica resulta ideal para tratar zonas pequeñas del cuerpo como la cara. De hecho, uno de sus usos más comunes es la eliminación de vello definitiva en las cejas, barbilla, labio superior o perfil facial.

 

Electrodepilación para solucionar problemas de hirsutismo.

Como hemos comentado anteriormente, la depilación eléctrica resulta muy útil para aplicarla en zonas pequeñas. Este es el caso del hirsutismo, o dicho de otro modo, el crecimiento excesivo de vello en la mujer que se manifiesta en zonas andrógeno-dependientes. Se sigue un patrón masculino de distribución. Las zonas más comunes de son la barbilla, las patillas, el cuello, las areolas mamarias, muslos, espalda y en el tórax. Concretamente en el área inmediatamente superior o inferior al ombligo.

Para estos casos, otros métodos de depilación son demasiado agresivos y provocan, en zonas como la cara, lesiones irreversibles en la piel.

 

Inconvenientes de la depilación eléctrica.  

Se trata de un método de depilación que puede aplicarse a cualquier tipo de persona y de piel, lo que la hace ser la depilación con menos contraindicaciones. No obstante, vamos a citar algunos de los contras de la electrodepilación:

  • La depilación eléctrica se trata de un método lento, que requiere de varias sesiones para acabar definitivamente con todo el vello de una zona. Como hemos explicado en este artículo, esto se debe a que se aplica pelo a pelo.
  • Otro inconveniente que podemos citar es el dolor. No se trata de un método excesivamente doloroso pero si es verdad que hay personas que lo sienten más que otras. Pero no te preocupes, si acudes a un profesional el dolor será mínimo. Además, las máquinas de última generación son prácticamente indoloras. 
  • Esto se une a un leve enrojecimiento de la zona e hinchazón que desaparecen a los 30 minutos de la aplicación.

Pin It

Redes Sociales